Propiedad Intelectual

El Derecho de Autor en arreglos musicales. Jurisprudencia.

Recomienda este artículo y Sígueme en Twitter: @pablomazco

Guía sobre el derecho de autor en la música

¿Es legal editar elementos, partes o características de una canción? NO. A continuación comento esta práctica prohibida y sin embargo muy extendida en España…

A continuación analizo motivaciones y aclaraciones del Tribunal Supremo EspañolSala 1ª, sobre lo que suponen los «arreglos» en la música con motivo de grabaciones o reproducciones, sin el consentimiento o pacto del autor o quién ostenta los derechos de autoría de la obra.  (derecho de autor en la música)

Sentencia de 17 de julio de 2008 EDJ 2008/173122.

En primer lugar, no cabe la justificación de que las modificaciones y/o arreglos musicales sean «necesarios para su adaptación a la plataforma o reproducción».

derecho de autor en la músicaLa Sala considera que el contrato-tipo entre SGAE y las empresas discográficas NO puede autorizar a la sociedad a arreglar y modificar la música de una canción sin permiso de sus dueños, pues se atribuye al contrato un alcance que excede de los límites marcados por la ley  (concretamente el art. 1255 CC EDL 1889/1), y se infringen normas de derecho imperativo al prescindir de la autorización para la incorporación de la canción a cualquier disco, como obra compuesta, o para las ulteriores grabaciones (art. 9.1 LPI 1987 y 14.1 LPI 1987).

Aun y que a las empresas explotadoras les interesa defender las modificaciones de una obra musical permitidas por contrato, admitiendo que la sociedad de autores pueda pactar sobre el derecho moral de sus socios; y al admitir que las costumbres y usos derogan el derecho imperativo, alegando por ejemplo que «es muy rara la grabación que no contiene un arreglo…» No obstante, la jurisprudencia española niega esta posibilidad! (derecho de autor en la música)

La Sentencia hace mención, también, a que la inclusión de una canción dentro de un disco o pieza conjunto de obras, no crea una obra nueva o derivada, sino que 

«no puede aceptarse que la incorporación de la canción objeto del litigio a un disco configure una obra nueva en el sentido que establece el artículo 9.1 LPI 1987. Dadas las pequeñas dimensiones de la obra controvertida, que en principio hacen difícil su grabación en un soporte aislado, debe interpretarse que se trata de una obra independiente publicada conjuntamente con otras, a tenor de lo que autoriza el artículo 9.2 LPI 1987.»

A modo de resumen y de objeto de la sentencia referida, destacaría la interpretación abstracta de los derechos de autor que hace la industria musical en cuanto a la comercialización y desarrollo de las obras, sobre todo en cuanto a la interpretación del contrato-tipo celebrado por la sociedad de gestión en que se autorizan modificaciones de la obra justificadas por las necesidades de grabación, pues sobre la interpretación de este tipo de cláusulas contractuales versa el núcleo de la cuestión jurídica planteada en este tipo de casos, donde debe protegerse con especial atención la obra y el derecho de paternidad del autor. Y es que, el Tribunal Supremo español considera que las modificaciones justificadas por las necesidades de grabación pueden ser las necesarias en función de las características del intérprete, respetando el carácter de la obra interpretada.

Máximo respeto a la integridad de la obra y a la prohibición de cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que suponga perjuicio a los legítimos intereses o menoscabo a la reputación del autor.

CONCLUSIÓN:

El respeto a los derechos morales de autor son imperativos, y es que,  el derecho del autor a la modificación de la obra convertiría en atentatoria a su derecho moral cualquier modificación no autorizada individualmente. Sólo podrá entenderse respetado dicho derecho moral del autor cuando exista una autorización válida del autor, o de quien de él traiga causa, para la modificación de la obra, no pueda establecerse la existencia de una vulneración de su derecho moral, como así se infiere del art. 14.5.º LPI 1987.

Antes de hacer un remake de una canción, comercializar un recopilatorio o hacer un uso diferente al permitido por el autor de un tema/canción, es conveniente asesorarse debidamente con un abogado especializado en derechos de autor y propiedad intelectual. Las últimas sentencias en nuestro país están condenando a grandes cantidades por lucro cesante, perjuicios y daños morales del autor, cesación en su uso y por supuesto, todas las acciones legales de exclusividad y protección que tienen en su poder los Autores.

Recuerda, los «arreglos» musicales en canciones vulneran los Derechos de Autor!

Ser legales cuesta dinero, pero ser ilegales cuesta aún más.

Si te ha gustado y quieres leer mi siguiente artículo, por favor activa las notificaciones de este sitio web (puedes activarlas en el móvil y pantalla de ordenador). ¡Gracias! 

Información sobre el artículo
Título
El derecho de autor en la música
Descripción
El respeto a los derechos morales de autor son imperativos, y es que,  el derecho del autor a la modificación de la obra convertiría en atentatoria a su derecho moral cualquier modificación no autorizada individualmente.
Autor
Editor
Juan Pablo Maza Correa
Imagen del autor

4 comentarios en “El Derecho de Autor en arreglos musicales. Jurisprudencia.

  1. Muy claro el artículo, más cuando se trata de este tipo de temas tan complejo a veces. Bien, supongamos que quiero hacer un arreglo de un tema musical. ¿Cómo sé que ese tema musical tiene derechos de autor? Y en caso de tenerlos, ¿cómo proceder adecuadamente para hacer el arreglo musical y no incurrir en ilegalidad? Gracias.

    1. Gracias Manuel por tu comentario. En primer lugar, evidentemente si existe un tema musical (canción) es porque tiene autor. Normalmente en el mismo lugar del que descargas el tema musical puedes ver y/o localizar los datos del autor. Sería raro encontrar una canción sin título ni autor en los datos del archivo que se descarga. Sólo algunos temas son libres de derechos de autor, es decir, que los autores las han «liberado» facilitándolas para que sean utilizadas libremente. En el caso de los autores fallecidos, tenemos la protección de 80 años después de su muerte, tiempo en el que sus obras pasarán a ser de dominio público y podrían ser editadas, salvo que los sucesores mantengan los derechos de autor protegidos. Por último, podrías editar música si es sólo para consumo propio, pues los derechos se infringen cuando se obtienen ingresos y beneficios de su explotación o plagio.

      Espero haber respondido tu duda. Saludos

  2. Buenas,
    Muy interesante.
    Te pongo un caso. Un cantautor presenta una serie de canciones aún por estructurar y finalizar a los que considera que son el grupo (finalmente músicos). Estos, los músicos, hacen todos los arreglos desde puentes, añadir acordes nuevos, escribir orquestación para cuerda, hacer coros y, evidentemente, la creación de todas las partes (guitarras eléctricas, pianos, teclados, bajos eléctricos, baterías, percusión, etc.) para que el resultado sea una serie de canciones que finalmente acabarán en un disco. Disco que además graba todo el grupo. ¿Cuál es el valor del trabajo realizado por los músicos y que derechos tienen sobre las obras y el disco?
    P.D.: El disco se grabó en el estudio de uno de los músicos. ¿Que valor y derechos tiene este, el propietario del estudio?
    Muchas gracias.

    1. Hola Kiko, en primer lugar agradecerte el interés y la felicitación por el contenido. Por otro lado decir, sobre lo que me planteas: 1) El cantautor debe ser más precavido con su trabajo y protegerse como toca antes de ponerlo a disposición y en manos de terceros (ya sean otros autores, cantantes, músicos o discográficas). Si no lo hace, tiene un problema. 2) El valor de las creaciones puede tener distintas formas de cuantificarse, hay que evaluar detalles y elementos de mercado y la misma creación. 3) Por lo demás, imagino que esperas una respuesta completa que solucione tu problema, pero como todo profesional que se precia, y a diferencia de lo que sería dar unas letras para que otros las usen, prefiero recibir a quién me necesite para darle un asesoramiento personalizado y ajustado a sus necesidades, trabajo que por supuesto cobro. Saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.