Propiedad Industrial

Qué es una Marca. Definición [vídeo]

Qué es una Marca y qué definición le damos

La marca es un signo distintivo que indica que ciertos productos o servicios han sido elaborados o prestados por una persona o empresa determinada. Por lo general, las marcas pueden consistir en palabras, letras, números, dibujos, fotos, formas, colores, logotipos, etiquetas, o combinación de estos elementos, que se empleen para diferenciar productos o servicios.

Es decir, que la marca es un signo que permite a los empresarios distinguir sus productos o servicios frente a los productos o servicios de los competidores.

Desde el punto de vista legal, se entiende por marca todo signo que se pueda representar de forma gráfica y que sirva para distinguir en el mercado los productos o servicios de una empresa de los de otras (Artículo 4 de la Ley 17/2001 de 7 de diciembre, de Marcas).

No solo se aplican a los productos propiamente dichos sino también al embalaje en el que se comercializan.

En cuanto a su utilización para la venta de productos, se trata concretamente de la utilización del signo en anuncios, por ejemplo, en los periódicos, en la televisión o en escaparates.

Algunos países autorizan el registro de formas menos tradicionales de marcas, como los signos tridimensionales (como la botella de Coca-Cola o la barra de chocolate Toblerone), signos sonoros (sonidos como el rugido del león que sale al principio de las películas producidas por la MGM), o los signos olfativos (como el olor de un tipo particular de un aceite de motor o de hilo de bordar). Sin embargo, en un gran número de países se han establecido límites en cuanto a lo que puede ser registrado como marca y tienen que ser signos que puedan ser perceptibles visualmente o puedan ser representados por medios gráficos. En España tenemos una amplia gama de posibilidades en los registros de signos distintivos.

En resumen, las Marcas:

  • Garantizan que los consumidores distingan los productos;
  • Permiten a las empresas diferenciar sus productos;
  • Son un instrumento de comercialización y permiten proyectar la imagen y la reputación de una empresa;
  • Pueden ser objeto de concesión de licencias y proporcionar una fuente directa de ingresos a través de regalías;
  • Representan un factor determinante en los acuerdos de franquicia;
  • Pueden ser importantes activos comerciales;
  • Incitan a las empresas a invertir en el mantenimiento o la mejora de la calidad del producto;
  • Pueden ser útiles para obtener financiamiento.

Y si has decidido acceder a estos contenidos y te han servido, lo mejor que puedes hacer por mi es trasladarme tu feedback dejando una recomendación en este enlace. En la medida de lo posible siempre intentaré mejorar la calidad de los contenidos y seguir buscando mi mejor versión como profesional.

Sigue el canal de Youtube de Pablo Maza aquí


Si te ha resultado útil escribe una valoración haciendo clic aquí ★★★★★

Nota del Autor: Activar las notificaciones de ‘nuevos artículos en este blog’ haciendo clic en el icono de la derecha de la pantalla con un icono de una campana ‘roja’. Si prefiere recibirlos por correo electrónico gratuitamente, haga clic en el botón de más abajo dónde dice: ‘Recibir un correo electrónico con cada nueva entrada.’


¿Quiere asesorarse o contratar un abogado?

Puede hacerlo enviando un mensaje a continuación o a través del botón de WhatsApp en la pantalla.

Contactar

Si tienes una página web de negocio por favor indícala

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.