OpiniónTecnologías

Los bajos sueldos de jugadores profesionales de eSports en España

Recomienda este artículo y Sígueme en Twitter: @pablomazco

El título de este artículo no viene más que a anticipar un lamento más de esta realidad tan tecnológicamente avanzada y que todavía, en España, no somos capaces de regular. (sueldos deportes electrónicos)

Que se están moviendo millones de euros dentro de la industria de los eSports: en publicidad, patrocinios, ventas dentro de los videojuegos, en premios de competiciones y entradas a estadios para ver finales de League of Legends o Call of Duty… esto ya no es nuevo en 2018. Pero tampoco debería serlo que sigamos hablando de la falta de regulación laboral en este sector, necesitamos una reforma (inminente) y nuevas consideraciones legales para proteger a los jugadores profesionales de videojuegos en España, porque están siendo explotados en comparación con la situación que viven los mismos eSports en otros países europeos, y ya no hablemos de EE.UU o Asia donde son la nueva potencia del deporte y retransimisiones televisivas. (sueldos deportes electrónicos)

Los jóvenes que se dedican en España a los deportes electrónicos son el músculo de nuestra sociedad, pues la media de edad de estos cientos de miles de jugadores españoles está en edades entre los 20 y 24 años. Si protegemos esta generación de jugadores no sólo abriremos la puerta a que el mercado de los eSports (deportes electrónicos) crezca en nuestro país, sino que estaremos potenciando la contratación laboral de jóvenes que en la mayoría de los casos, adquieren habilidades que luego trasladan a sus estudios superiores y universitarios, la mayoría de ellos en ingenierías, tecnologías, informática, programación, etc. Regulando legalmente y apoyando ayudaremos a que la situación mejore y se creen nuevos puestos de trabajo, pues detrás del joven que juega hay un equipo de profesionales (ya no tan jóvenes) que trabajan y mueven esta industria, es decir, más trabajo en el mundo de las telecomunicaciones (entre muchos otros).

El nuevo perfil de deportistas en España está en el deporte electrónico. Ya no están sólo el fútbol y los demás deportes tradicionales, por eso mismo no pueden quedar desprotegidos ante los abusos de las empresas y patrocinadores.

sueldos deportes electrónicos

Pongamos el claro ejemplo de la madre que critica que su hijo pase 8 horas enfrente del ordenador jugando, planificando con compañeros de equipo nuevos sistemas de juego y organización, y todo porque su hijo o lo hace gratis sin obtener compensación «de provecho» alguna (a ojos de su madre), o porque le pagan una miseria. Este es el panorama de cientos de miles de jóvenes con sus familias en España.

No obstante, si en el mismo escenario incluyéramos que el joven es considerado jugador profesional, recibe unos ingresos por todo su tiempo de dedicación y habilidades competitivas, y que cada mes gana entre 2.000-4.000 euros brutos (y más si está en otros países con leyes que lo protejan más). Ya no estaríamos hablando de una madre que se queja de que su hijo «pierde el tiempo», sino de un hijo/a que se ha buscado la vida para convertir un hobby en un trabajo y que además lo hace desde casa a la vez que puede dedicarse a muchas otras cosas con una completa conciliación de su tiempo con amigos y familia.

Lo anterior no es imposible, es la realidad en Europa, EE.UU y Asia, y es cuestión de tiempo para que explote laboralmente en España. Tardará lo que tardemos en regular legalmente los eSports, pues los jugadores con calidad y categoría de profesionales no sólo tendrán un sueldo digno por su participación a un EQUIPO profesional con el que entrenan y compiten oficialmente, sino que además los mismos jugadores son conocedores (más que cualquier perfil de persona) de las tecnologías de la comunicación y sus ventajas (las aclaro en el apartado siguiente). Ejemplo de los muchos equipos profesionales de alto nivel en España tenemos los que participan en las diferentes ligas de videojuegos de la LIGA DE VIDEOJUEGOS PROFESIONAL ESPAÑOLA (http://www.lvp.es/). Personalmente los sigo para estar lo más cerca posible al perfil de clientes de despachos de abogados que más crece en España.

VENTAJAS PROFESIONALES Y COMPETITIVAS DEL JUGADOR DE E·SPORTS

Estas ventajas incluyen al jugador profesional que se crea un canal en Twitch (plataforma de video online en streaming) o Youtube (o ambos si es inteligente y gestiona la multiplataforma para generar más ingresos), donde puede retransmitir sus partidas en directo y al hacerlo genera ingresos que vienen de la publicidad que se muestra durante su partida. (sueldos deportes electrónicos)

Otros consiguen acumular audiencia y seguidores (followers y suscriptores) que hacen pequeños donativos o terminan por comprar merchandising ofrecido en el canal o página web del jugador.

Más fuentes de ingresos:

Luego vienen las marcas de informática (Asus, Intel, etc), telecomunicaciones (Vodafone, Movistar, etc), bebidas o de comida rápida y de snacks (patatillas, helados, etc), entre otros, que quieren sumarse no sólo a darle productos gratis para que el jugador los enseñe en sus horas de retransmisión, sino que además pagan por colocar sus logos en su ropa, pagan incluso por hacer que el jugador cuelgue un póster del nuevo videojuego de Assassin’s Creed o Mario Bross en la pared de su cuarto (esa que sale a plano completo de su habitación durante las 8 horas que juega). Si eres capaz de visualizar todo lo que he comentado, entonces ya entiendes el poder y potencial que tiene el jugador de generar ingresos. A este «profesional» del mundo online lo llamamos a día de hoy «influencer», pues vive y genera ingresos gracias a su influencia en Internet y las plataformas en las que pasa todas las horas del día. Aquí la verdad que veo una brecha abismal entre un jugador de videojuegos y un jugador de fútbol (salvo que me los compares con Messi y Cristiano Ronaldo, aunque en este caso te hablaría de Faker, el jugador con mayor palmarés del League of Legends, quien genera millones de dólares al año en competiciones y patrocinios).

Llegados a este punto de mi artículo, ya no vemos al joven que jugaba 8-10 horas al día como un «joven perdido» en un «vicio» (como piensa una madre), ahora, y como sucede en el despacho, cuando le explicas a la madre todos estos elementos del día a día de su hijo y cómo podemos coordinarlos para planificar el futuro laboral y profesional del joven, no sólo entiende que el mundo esta cambiando, sino que respeta y admira el trabajo de su hijo como el mejor fan.

Hay jugadores profesionales que tienen a sus padre como espectadores incondicionales de su trabajo y partidas en competiciones.

«Lo sé, pensarás que no es tan sano como que un joven juegue a fútbol y corra con una pelota… pero no subestimes el mundo de los videojuegos, porque lo que le falta de exigencia en esfuerzos musculares le sobra en exigencia intelectual». Y digo «musculares» porque físicamente también es exigente, pues no cualquier persona aguanta el ritmo de maratones de jugar y competir a su máximo nivel durante todas las horas que trabaja.

sueldos deportes electrónicos

No todos los sueldos son millonarios

Hasta la fecha sólo unos pocos, las estrellas de cada videojuego son los únicos que tienen remuneraciones económicas que sobre pasan lo imaginable. En España es difícil ver estas cifras si el jugador no compagina su trabajo en el equipo con los ingresos de otras plataformas como comentaba.

En diciembre de 2017 (recientemente) se llenaba con más de 40.000 participantes el evento GAMERGY, en IFEMA (Madrid, España), espacio dedicado a competiciones eSports donde se citaron los mejores jugadores de España así como otras promesas de Europa. En su octava edición Gamergy ha vuelto a deslumbrar.

Mal pagados en España

Con más de un millón de espectadores, esta edición fue un éxito absoluto, algo tangible según los escalofriantes datos registrados por la organización de la liga ESL; como igualmente escalofriante es la otra cara de la moneda, esa que se aleja de las cifras que apuntan a una facturación de 4,5 millones de euros a través de los eSports España o los 1.5 mil millones de dólares en todo el mundo (un crecimiento del 40% respecto a 2016). Y es que según leemos en eldiario.esSergi Mesonero, fundador de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), asegura que la realidad de las retribuciones económicas en España ronda los 1500 euros, aunque al mismo tiempo la retribución deja mucho que desear para aquellos que no tienen la suerte de tener un contrato laboral: «la media de salarios de jugadores de LoL en el marco de la SuperLiga Orange está en torno a los 1.500 euros brutos mensuales». Pero Alan Hernández, de 23 años de edad, ha estado durante los últimos cinco años cobrando una media de 400 euros; ahora por fin cuenta con un contrato, lo cual le hace ser según sus palabras verdaderamente “profesional”.

 

Para ampliar más la información, Sergi Madrigal, jugador suplente de G2 Vodafone de League of Legends, apunta que «el sueldo medio en LoL estará rondando los 1.000 euros«. Él mismo ha reconocido no llegar a los 1000 euros siendo suplente.

Fuera del League of Legends pinta muy precario

Si buceamos un poco más y nos alejamos de los “privilegiados”, aquellos que se dedican al juego más popular como es League of Legends, las cifras bajan todavía más. «La media de salarios en Clash Royale está entre los 500-600 euros», seguía diciendo Mesonero. Un ejemplo lo apunta Mario Lorente, residente en Albacete, que a cambio de 10 horas al día de trabajo en Hearthstone en la liga ESL. Su jornada incluye entrenamiento, disciplina alimentaria, compromiso con el resto del equipo y prácticas en las llamadas ‘gaming house’, suertes de acampamentos donde se reúnen todos los jugadores de los equipos para desarrollar nuevas tácticas in situ y preparar torneos. En este juego los salarios rondan lo 250 y 300 euros.

Un panorama de Falsos Autónomos

Actualmente en España se está dando que la mayoría de jugadores se dan de alta como autónomos para constituir su relación con sus equipos (empresas que cogen la organización de un equipo). El Estatuto de los Trabajadores exige, de acuerdo con el actual convenio, que los jugadores profesionales «estén bajo contrato». El problema viene, igual que en cualquier otro trabajo, cuando el trabajador realiza sus trabajos sólo para la misma empresa y con una organización de horarios y tareas (que se diferencian del profesional, como un abogado que presta servicios por cuenta propia). Esta relación de ajeneidad (trabajar para una empresa) se debe a que los deportes electrónicos no están regulados por un convenio propio, lo cual provoca injusticias y abusos salariales y de condiciones laborales hacia los jugadores.

A uno le gusta jugar a su juego favorito, pero no es lo mismo cuando lo tiene que hacer 10 horas al día bajo unas normas, unos jefes y por un sueldo de risa. 

En la mayoría de los casos los jugadores no llegan al mínimo salarial, no cotizan en la seguridad social por lo que en el caso de perder su plaza en el equipo no tiene derecho a «paro». Tampoco tienen derecho a percibir las bajas laborales por enfermedad o lesión (porque las lesiones de muñeca y contracturas también se dan, y mucho en este sector). Un abuso! Además se les exige exclusividad, pues nadie se imagina un jugador defendiendo los colores de dos equipos diferentes.

Además, la brecha salarial entre los que cobran más y los que cobran menos es disparatada, lo que ha planteado un debate sobre si debería establecerse un máximo acordado entre clubes. El doctor de derecho Jesús Lahera explica que en España no hay salarios máximos, aunque sí mininos, así que «no se puede topar el salario de un trabajador, no puedes rebajar el salario al que un trabajador tiene derecho«. Por su parte, el doctor Todolí piensa que al no haber jurisprudencia no es moralmente adecuado que se decida un sueldo máximo al no ser nada elevado porque puede haber “un falseamiento de la competencia”. Pero claro, el mínimo es tan bajo que hay “peligro social bastante importante”.

Conclusiones

sueldos deportes electrónicosComo vemos, no todo en los eSports son contratos millonarios, viviendas del tamaño de castillos para los jugadores o condiciones laborales ideales, no al menos en España.

Debemos apoyar más a los jugadores que tengan la habilidad innata de destacar sobre otros, enseñarles a utilizar todas las plataformas que puedan beneficiarles en su carrera profesional, asesorarles en cuanto a derechos como trabajador. Estoy seguro de que muchos jóvenes que supieran manejar su influencia en Internet sabrían proyectar con seguridad su carrera y no perderse en «una etapa más de la vida».

Consejo a los más mayores… Hay que ponerse al día en materia de tecnologías y videojuegos, pues en los próximos años no pararán de aumentar las apariciones de eSports en televisiones y demás plataformas que tratamos día a día. Sólo los profesionales que inviertan en esta industria y se sepan adaptar podrán dar la cobertura que necesitan estos nuevos deportistas y sus clientes (empresas y patrocinadores).

Y por favor, padres/madres y adultos en general, decid lo que no me cansaría de decirle a cada joven que sueña con vivir de la industria de los eSports:

«Creo en tí!»

Si te ha resultado útil la información de este artículo te agradeceré puedas escribir una valoración positiva en Google haciendo clic aquí ★★★★★

Nota del Autor: si este artículo le resulta de interés, puedes activar las notificaciones de ‘nuevos artículos en este blog’ haciendo clic en el icono de la derecha de la pantalla con un icono de una campana ‘roja’. Si prefiere recibirlos por correo electrónico gratuitamente, haga clic en el botón de más abajo dónde dice: ‘Recibir un correo electrónico con cada nueva entrada.’


¿Quiere asesorarse o contratar un abogado?

Puede hacerlo enviando un mensaje a continuación o a través del botón de WhatsApp en la pantalla.

Contactar

Si tienes una página web de negocio por favor indícala

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.