QUÉ PROTEGE EL DISEÑO INDUSTRIAL Y PARA QUÉ SIRVE

En el ámbito de la Propiedad Industrial se entiende por diseño industrial la apariencia u ornamentación de un producto o de una parte de él, que hacen que visualmente sea diferente a otro sin tener en cuenta ninguna de sus características técnicas o funcionales. La definición de producto es muy amplia y engloba tanto productos industriales como artesanales.

Como norma general, un diseño industrial puede consistir en:

  • objetos tridimensionales, p. ej. muebles, zapatos, elementos bidimensionales, es decir ornamentaciones,
  • una combinación de los anteriores,
  • además de lo que podemos considerar tradicionalmente como diseño, también pueden protegerse como tales las estructuras arquitectónicas, un escenario, la disposición del interior de una tienda, un escaparate, una portada de un libro o revista, una página web o una tipografía.

Las empresas emplean el diseño como una estrategia para reforzar su imagen, desarrollar nuevos productosreducir costes y mejorar procesos y servicios, entre otros. Se trata de una disciplina que tiene cada vez más importancia.

diseño industrial abogado propiedad industrial

QUÉ SE NECESITA PARA PROTEGER UN DISEÑO INDUSTRIAL

Proteger los derechos de Propiedad Intelectual y los diseños industriales permite tener la exclusividad de la creación, en cualquiera de sus formas, y permite generar negocio con los derechos adquiridos. Para proteger un diseño se necesita:

  1. Rellenar y presentar el formulario al que se denomina petitorio.
  2. Recibo de pago por el valor correspondiente del registro en la Oficina.
  3. Dibujos del diseño (en total 7, discriminados así: seis vistas, una por cada cara y una perspectiva), las figuras del diseño no deben indicar medidas, cortes o funciones técnicas.
  4. Si el diseño es solicitado por una persona diferente al diseñador o por una empresa, se debe anexar, además de los documentos ya mencionados, una cesión de derechos del diseñador a la persona o empresa que lo solicita.
  5. Si la empresa o persona solicitante se hace representar por un abogado para que siga el trámite, se debe anexar, además, un poder dado al abogado.
  6. El poder no necesita de presentación personal, autenticación o legalización y podrá otorgarse mediante documento privado.

He asesorado, planificado, protegido y defendido tanto la actividad innovadora materializada en nuevos productos, nuevos procedimientos o diseños, como la actividad mercantil, mediante la identificación en exclusiva de productos y servicios ofrecidos en el mercado.

Como Abogado actúo ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), la Oficina Europea de la Propiedad Intelectual (EUIPO), y  los Juzgados y Tribunales de toda España. 

 

¿ESTÁN TUS DISEÑOS INDUSTRIALES CORRECTAMENTE PROTEGIDOS?

Atención a estos conflictos recientes con derechos de propiedad industrial:

  • Cisco, condenada a pagar 1.900 millones de dólares por violar cuatro patentes de ciberseguridad (+ info)
  • La empresa española LibertyTest Farma demanda a Amazon por delito contra la propiedad industrial (+ info)

Qué es un diseño industrial en propiedad intelectual

Un derecho de diseño industrial es un derecho de propiedad industrial que protege el diseño visual de los objetos que no son puramente utilitarios.

Un Diseño industrial consiste en la creación de una forma, configuración o composición de patrón o color, o combinación de color y patrón en forma tridimensional que contiene el valor estético

Un diseño industrial puede ser un patrón de dos o tres dimensiones utilizado para producir un producto, producto industrial o artesanal.

En el Arreglo de La Haya relativo al depósito internacional de dibujos y modelos industriales, de la OMPI (Organizacipón Mundial de la Propiedad Intelectual, también referida con las siglas WIPO), un solicitante puede presentar una única solicitud internacional ante la WIPO o ante la oficina nacional en un país del tratado. El diseño será entonces protegido en todos los países miembros del tratado si así lo deseas.

A modo de curiosidad, comparto la experiencia de un diseñador como Sergi Ventura que considera que «ha visto registros bien hechos, hechos y mal hechos. Y siempre piensa en el dueño de ese registro imaginándoselo tranquilo creyendo en que todo está bajo control. Que todo está registrado y alejado de la competencia. Cuando realmente lo que ha hecho es simplemente publicar unas imágenes del producto en un registro público para poco más que acreditar tal acción. Y la competencia más audaz sacará provecho cuando vea que tal registro carece de toda protección legal por un mal procedimiento.»

Sergi Ventura diseño industrial lampara abogado
Diseño industrial del diseñador Sergi Ventura.

Ventajas para el diseñador de los Diseños industriales

Así, al registrar sus diseños industriales, los fabricantes protegen uno de los elementos creativos que determinan el éxito del producto en el mercado.

La protección de los diseños industriales permite que los creadores obtengan una retribución por los esfuerzos realizados y sirve también de incentivo para invertir en la actividad de diseñar.

Una de las finalidades básicas de la protección de los diseños industriales es fomentar la actividad de diseño para la elaboración de productos. De ahí que por lo general en las leyes de protección de diseños industriales solo se contemple la protección de diseños que puedan utilizarse en la industria o cuya producción pueda realizarse a gran escala.

En la condición de “producción industrial” reside una diferencia considerable entre la protección de los diseños industriales y el derecho de autor, puesto que el derecho de autor tiene que ver exclusivamente con las creaciones estéticas. No obstante, en algunos casos los diseños industriales pueden obtener protección por derecho de autor, por ejemplo si el diseño en cuestión puede clasificarse como una obra de arte aplicado.

Por lo general, los diseños industriales que se prestan a la protección deben ser nuevos u originales, criterios que podrían no cumplirse si los diseños no son en gran medida diferentes de diseños ya existentes o de combinaciones de los mismos.

En la medida en que el diseño de un artículo producido por un gran número de fabricantes, por ejemplo, un «clavo», obedezca puramente a la función para la que haya sido concebido, la protección de dicho diseño se traduciría en el hecho de impedir que otros fabricantes puedan producir artículos que desempeñen la misma funciónPor consiguiente, no puede aspirarse a excluir la posibilidad de que terceros produzcan ese mismo tipo de artículo, a menos de que el diseño sea lo suficientemente innovador e inventivo para prestarse a la protección por patente.

En otras palabras, la protección de los diseños industriales que se contempla en las leyes solo se aplica a los diseños correspondientes a artículos o productos o que estén integrados en ellos

Esa protección no impide, pues, que otros fabricantes produzcan o hagan negocios con artículos o productos similares, a condición de que en estos últimos no esté integrado o reproducido el diseño protegido. 

Al registrar un diseño industrial se obtiene protección contra la explotación no autorizada del diseño aplicado a artículos industriales. Se concede así al propietario del diseño el derecho exclusivo a realizar, importar, vender, alquilar u ofrecer en venta artículos a los que se aplique el diseño o en el que esté incorporado el mismo.

La vigencia (duración) de los derechos sobre los diseños industriales varía de un país a otro. Por lo general, el plazo máximo oscila entre 10 y 25 años, período que se divide en plazos a su vez a los fines de que el propietario renueve el registro para obtener una ampliación de la protección. 

Ese plazo de protección, relativamente corto, obedece probablemente al hecho de que los diseños se asocian por lo general con lo efímero, lo que es sinónimo de aceptación y éxito relativamente pasajeros, en particular en esferas sumamente dependientes de la moda, como los sectores textiles y del calzado.

Dónde se registra un Diseño industrial

Una solicitud de registro de un diseño industrial puede ser presentada en la oficina de propiedad intelectual (P.I.) del país (o la región) en la que se solicita la protección. 

En España es la Oficina Española de Patentes y Marcas la encargada de registrar con protección territorial nacional los registros de diseños industriales.

Qué ventajas tiene registrar un Diseño industrial

Con un Registro de Diseño Industrial se protege únicamente la forma de los productos, es decir, el aspecto estético de cualquier objeto, ya sea bidimensional, como los impresos que se aplican a productos (grabado o dibujos sobre una servilleta) o el desarrollo para el pliegue de una caja, o tridimensional, es decir, cualquier producto que ocupa un lugar en el espacio en las tres dimensiones: ancho, alto y profundo (x, y, z).

En palabras del diseñador Sergi Ventura, antes de comenzar, es bueno buscar un agente / abogado de propiedad industrial de confianza o un profesional con la experiencia en proteger productos y diseños y así dar un plus de seguridad. Con un profesional puede ayudar a evitar futuros problemas y, en caso de un conflicto de registro o patente, los tendréis para defender vuestros derechos.

Es muy importante tener la máxima de que cuando se crean diseños industriales, estos se deben proteger, y más pensando, que como dice Sergi Ventura, «Estamos para hacer crecer la empresa, no para ahorrar costes a costa de uno de los activos más importantes de la empresa.»

La Propiedad Industrial que se obtiene con el registro de los diseños industriales, otorga unos derechos de exclusiva sobre determinadas creaciones inmateriales que se protegen como verdaderos derechos de propiedad (inventos, marcas, diseños, etc.). La primera definición en una ley de lo que es la “propiedad industrial” aparece en el Convenio de París.

La protección de la propiedad industrial tiene por finalidad impedir toda utilización no autorizada de las creaciones, que pueda inducir a error a los consumidores, así como toda práctica que induzca a error en general o sea contraria a la buena fe y buenas prácticas en el mercado.

Debemos saber que un registro nunca nos protegerá al 100% respecto a una copia de nuestro producto, pero ayuda a mantener el 90% de la competencia alejada para que no saquen rédito del trabajo ajeno.

Cuánto cuesta el registro de un Diseño industrial

Cada caso es único, al igual que lo es cada producto y diseño, así que cada uno tendrá una estrategia de protección distinto. No será lo mismo proteger un diseño de una lámpara que puede tener varias aplicaciones que el de un zapato que solo tiene una.

El precio para registrar un diseño depende de varios factores como pueden ser su cobertura o el número de variantes y veremos que es algo importante para saber si vale la pena desembolsar el dinero.

Precio para proteger diseño industrial en España

Desde 76 € si es tramite ordinario – desde 65€ si es trámite electrónico

Enlace a la OEPM

Precio para proteger diseño industrial en Europa

Para 1 diseño (cada diseño con hasta 7 vistas): desde 230€ de registro + 120 € publicación = 350€ tasa para el 1er diseño
Para 2 diseños: 350€ tasa 1er diseño + 175€ tasa diseño adicional (115€ registro diseño adicional  + 60€ publicación diseño adicional) = 525€
De 2 a 10 diseños: 350€ tasa 1er diseño + 175€ tasa diseño adicional + 175€…
De 11 o más: 350€ + 70€ tasa diseño adicional + 70€…

Enlace a la EUIPO

Cuánto dura el registro de un Diseño industrial

La duración del registro suele ser de 5 años renovables. Los derechos sobre un diseño industrial se conceden por un período limitado.

La duración de la protección de los diseños industriales varía de un país a otro, pero dura, como mínimo, 10 años. En muchos países, la duración total de la protección se divide en períodos sucesivos renovables.

En España o en Europa, es de 5 años, ampliables de 5 en 5, hasta 25 años. Pagando las tasas de renovación correspondientes. También se tiene que considerar que si trabajamos con un agente de la propiedad, hará falta añadir sus honorarios al precio.
diseños industriales abogados

Qué derechos de Propiedad Industrial se Protegen

Diseños industriales: protegen la apariencia externa de los productos.

Marcas y Nombres Comerciales (Signos Distintivos): protegen combinaciones gráficas y/o denominativas que ayudan a distinguir en el mercado unos productos o servicios de otros similares ofertados por otros agentes económicos.

Patentes y modelos de utilidad: protegen invenciones consistentes en productos y procedimientos susceptibles de reproducción y reiteración con fines industriales

Topografías de semiconductores: protegen el (esquema de) trazado de las distintas capas y elementos que componen un circuito integrado, su disposición tridimensional y sus interconexiones, es decir, lo que en definitiva constituye su «topografía».

Tienes más información sobre diseños industriales en la página del a Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Qué Normas y Leyes protegen la Propiedad Industrial

Recuerda que una vez protegidos y registrados, los derechos de Propiedad Industrial permiten a quien los tiene decidir quién puede usarlos y cómo puede usarlos.

Estos derechos se otorgan mediante un procedimiento de registro en el organismo competente (por ejemplo, en España la Oficina Española de Patentes y Marcas) y la protección que dispensan se extiende a todo el territorio nacional.

Cómo proteger los Diseños industriales después del registro

La protección de los diseños después del registro se transmite a través de los contratos, y es aquí donde te vas a diferenciar de tu competencia y vas a sacar máximo rendimiento de tus activos. El contrato privado es la clave para la explotación de activos de propiedad industrial y diseños industriales. 

Ejemplos de contratos en los que podemos proteger y ampliar el negocio:

  • Contratos de licencia (marcas, diseños, patentes, know how, etc);
  • Contratos de franchising (para franquicias);
  • Contratos de cesión de derechos;
  • Contratos de confidencialidad;
  • Contratos de colaboración y de I+D.

Cuándo contratar un Abogado Especialista en Propiedad Industrial

La importancia de proteger, explotar o defender los activos de propiedad industrial permite obtener beneficios empresariales, o al contrario, no protegerse en muchos casos provoca perjuicios irreparables. 

Imaginemos un competidor que registra nuestros derechos y al que nos vemos obligados a perseguir judicialmente con todo el desgaste psíquico y de recursos que conlleva; o imaginemos que no podemos prohibir a otras personas que fabriquen, comercialicen y/o usen productos, servicios, signos, etc. que hemos inventado…

Siempre digo que quien no ha protegido sus derechos de propiedad industrial, no es porque no quiera, sino porque no sabe cómo hacerlo o cuál es el valor. 

Por eso, si considera este tipo de derechos importantes para su proyecto o negocio, es recomendable contar con los servicios de un especialista.

Asesoramiento para invenciones y derechos de Propiedad Industrial

Puedes contactar conmigo y solicitar una Consulta en la que evaluaremos tu proyecto, idea, activos de propiedad industrial y te asesoraré. 

Mis clientes saben que no sólo asesoro en derechos de propiedad industrial, sino que siempre utilizo mis reuniones para aportar la visión de estrategia, comercialización y generación de negocio que mejor se adapta a su situación. 

Trato cada asunto con confidencialidad, firmando acuerdos de confidencialidad, acuerdos de no divulgación (en inglés non-disclosure agreement o NDA), también referidos como contratos o convenios de confidencialidad, cuando necesario y explico los derechos de propiedad industrial que tiene el titular, inventor y cómo proteger adecuadamente la información confidencial.

Registro, Oposición y Demandas de Propiedad Industrial

  • Solicitud de Registro de derechos de diseño industrial;
  • Defensa de registros de diseños industriales (alegaciones a suspensos de forma y fondo);
  • Formular oposición a registros de derechos de diseños y propiedad industrial;
  • Reclamación de cese e indemnizaciones por infracción de derechos;
  • Defensa judicial frente a demandas por infracción de derechos de propiedad industrial, plagio y reclamación de daños y perjuicios;
  • Recursos en vía judicial;
  • Delitos contra la propiedad industrial, ya seas acusación (denunciante o querellante) o defensa (denunciado o querellado).

Me dedico en exclusividad a esta especialización, ya sea en registros, búsqueda, oposición y defensa de derechos de propiedad industrial, como en procedimientos ante Oficinas de Patentes y Marcas (OEPM, EUIPO, etc.), los más habituales.

Mi conocimiento y experiencia me han servido para ganar procedimientos de gran exigencia (por ejemplo, Grannini vs. Iannini, el claro ejemplo de que un ‘pequeño’ puede ganar a una gran empresa como es la renombrada marca alemana de zumos).