QUÉ PROTEGE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL

La Propiedad Industrial protege marcas, patentes, diseños industriales y dibujos

Con la Propiedad Industrial protegemos, registramos y aumentamos el valor de las ideas que se convierten en inventos, diseños, signos distintivos (entre otros), y los usamos para generar derechos que se convierten en activos intangibles y de gran valor para el patrimonio de las personas y empresas. El ejemplo más claro es el caso de la Marca COCA-COLA®, un signo distintivo con derechos de propiedad industrial que después de protegerlo y defenderlo (incluso judicialmente) se ha convertido en el mayor activo del negocio. Si un terremoto destruyera todas las fábricas y almacenes e la marca, sólo con el título de la Marca se podría obtener la suficiente financiación como para reconstruir la estructura empresarial.

La Propiedad Industrial otorga dos tipos de derechos: el primero es el derecho a utilizar en exclusiva la invención, diseño o signo distintivo, y el segundo es el derecho a prohibir que un tercero lo haga. 

Abogado de Propiedad Industrial

REGISTRAR Y PROTEGER la PROPIEDAD INDUSTRIAL

Proteger los derechos de Propiedad Intelectual permite tener la exclusividad de la creación, en cualquiera de sus formas, y permite generar negocio con los derechos adquiridos. 

El derecho de prohibir (Ius prohibendi) es la parte más destacada de la propiedad industrial y permite al titular del derecho solicitar el pago de una licencia, también llamada regalía o royalty. Posee límites temporales, pues casi todos los derechos de propiedad industrial tienen una duración máxima, y territoriales pues sólo tienen validez en el territorio donde se han concedido (normalmente, pero no exclusivamente, un país). 

Con mi trabajo mis clientes tienen el asesoramiento necesario para protegerse y generar cada documento clave para sus derechos (contratos, convenios, etc.).

Como Abogado y Consultor de Propiedad Industrial he asesorado, planificado, protegido y defendido tanto la actividad innovadora materializada en nuevos productos, nuevos procedimientos o diseños, como la actividad mercantil, mediante la identificación en exclusiva de productos y servicios ofrecidos en el mercado.

Actúo como Abogado ante los Juzgados y Tribunales de toda España. 

¿ESTÁN TUS DERECHOS DE PROPIEDAD INDUSTRIAL PROTEGIDOS?

Atención a estos conflictos recientes con derechos de propiedad industrial:

  • Cisco, condenada a pagar 1.900 millones de dólares por violar cuatro patentes de ciberseguridad (+ info)
  • La empresa española LibertyTest Farma demanda a Amazon por delito contra la propiedad industrial (+ info)

Qué ventajas tiene registrar la Propiedad Industrial

La Propiedad Industrial otorga unos derechos de exclusiva sobre determinadas creaciones inmateriales que se protegen como verdaderos derechos de propiedad (inventos, marcas, diseños, etc.). La primera definición en una ley de lo que es la “propiedad industrial” aparece en el Convenio de París.

Existen infinitas formas de lo que se entiende por “propiedad industrial”, a saber, las patentes de invención, los diseños industriales (creaciones estéticas relacionadas con el aspecto de los productos industriales), las marcas de productos, las marcas de servicio, los esquemas de trazado de circuitos integrados, los nombres y las denominaciones comerciales, y las indicaciones geográficas entre los más populares.

La protección de la propiedad industrial tiene por finalidad impedir toda utilización no autorizada de las creaciones, que pueda inducir a error a los consumidores, así como toda práctica que induzca a error en general o sea contraria a la buena fe y buenas prácticas en el mercado.

“La propiedad industrial se entiende en su acepción más amplia y se aplica no solo a la industria y al comercio propiamente dichos, sino también al dominio de las industrias agrícolas y extractivas de todos los productos fabricados o naturales, por ejemplo: vinos, granos, hojas de tabaco, frutos, animales, minerales, aguas minerales, cervezas, flores, harinas”. (Convenio de París – artículo 1.3)

Qué derechos de Propiedad Industrial se Protegen

Diseños industriales: protegen la apariencia externa de los productos.

Marcas y Nombres Comerciales (Signos Distintivos): protegen combinaciones gráficas y/o denominativas que ayudan a distinguir en el mercado unos productos o servicios de otros similares ofertados por otros agentes económicos.

Patentes y modelos de utilidad: protegen invenciones consistentes en productos y procedimientos susceptibles de reproducción y reiteración con fines industriales

Topografías de semiconductores: protegen el (esquema de) trazado de las distintas capas y elementos que componen un circuito integrado, su disposición tridimensional y sus interconexiones, es decir, lo que en definitiva constituye su «topografía».

Qué Normas y Leyes protegen la Propiedad Industrial

Recuerda que una vez protegidos y registrados, los derechos de Propiedad Industrial permiten a quien los tiene decidir quién puede usarlos y cómo puede usarlos.

Estos derechos se otorgan mediante un procedimiento de registro en el organismo competente (por ejemplo, en España la Oficina Española de Patentes y Marcas) y la protección que dispensan se extiende a todo el territorio nacional.

Cómo proteger la Propiedad Industrial después del registro

La protección después del registro se transmite a través de los contratos, y es aquí donde te vas a diferenciar de tu competencia y vas a sacar máximo rendimiento de tus activos. El contrato privado es la clave para la explotación de activos de propiedad industrial. Ejemplos de contratos en los que podemos proteger y ampliar el negocio:

  • Contratos de licencia (marcas, diseños, patentes, know how, etc);
  • Contratos de franchising (para franquicias);
  • Contratos de cesión de derechos;
  • Contratos de confidencialidad;
  • Contratos de colaboración y de I+D.

Cuándo contratar un Abogado Especialista en Propiedad Industrial

La importancia de proteger, explotar o defender los activos de propiedad industrial permite obtener beneficios empresariales, o al contrario, no protegerse en muchos casos provoca perjuicios irreparables (imaginemos un competidor que registra nuestros derechos y al que nos vemos obligados a perseguir judicialmente con todo el desgaste psíquico y de recursos que conlleva; o imaginemos que no podemos prohibir a otras personas que fabriquen, comercialicen y/o usen productos, servicios, signos, etc. que hemos inventado…). Siempre digo que quien no ha protegido sus derechos de propiedad industrial, no es porque no quiera, sino porque no sabe cómo hacerlo o cuál es el valor. Por eso, si considera este tipo de derechos importantes para su proyecto o negocio, es recomendable contar con los servicios de un especialista.

Asesoramiento para invenciones y derechos de Propiedad Industrial

Puedes contactar conmigo y solicitar una Consulta en la que evaluaremos tu proyecto, idea, activos de propiedad industrial y te asesoraré. Mis clientes saben que no sólo asesoro en derechos de propiedad industrial, sino que siempre utilizo mis reuniones para aportar la visión de estrategia, comercialización y generación de negocio que mejor se adapta a su situación. Trato cada asunto con confidencialidad, firmando acuerdos de confidencialidad, acuerdos de no divulgación (en inglés non-disclosure agreement o NDA),​ también referidos como contratos o convenios de confidencialidad, cuando necesario y explico los derechos de propiedad industrial que tiene el titular, inventor y cómo proteger adecuadamente la información confidencial.

Registro, Oposición y Demandas de Propiedad Industrial

  • Solicitud de Registro de derechos de propiedad industrial;
  • Defensa de registros (alegaciones a suspensos de forma y fondo);
  • Formular oposición a registros de derechos de propiedad industrial;
  • Reclamación de cese e indemnizaciones por infracción de derechos;
  • Defensa judicial frente a demandas por infracción de derechos de propiedad industrial y reclamación de daños y perjuicios;
  • Recursos en vía judicial;
  • Delitos contra la propiedad industrial, ya seas acusación (denunciante o querellante) o defensa (denunciado o querellado).

Me dedico en exclusividad a esta especialización, ya sea en registros, búsqueda, oposición y defensa de derechos de propiedad industrial, como en procedimientos ante Oficinas de Patentes y Marcas (OEPM, EUIPO, etc.), los más habituales.

Mi conocimiento y experiencia me han servido para ganar procedimientos de gran exigencia (por ejemplo, Grannini vs. Iannini, el claro ejemplo de que un ‘pequeño’ puede ganar a una gran empresa como es la renombrada marca alemana de zumos).